Magnesio y Potasio

Magnesio, Potasio y Accidentes Cerebrovasculares

Según diversos estudios, parece que se ha llegado a la conclusión que aquellas personas que consumen más magnesio y potasio padecen menos riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular isquémico (ocasionado por una obstrucción). Este puede ser trombótico o embólico. Estos dos tipos de ataques cerebrales isquémicos representan aproximadamente el 88% de todos los ataques cerebrales.

Otros síntomas que denotan la falta de estos dos minerales en nuestro organismo pueden ser:

* irritabilidad e inestabilidad emocional,

* la descoordinación muscular,

* apatía,

* estreñimiento,

* falta de apetito o

* vómitos.

Además, si eres una persona activa, el magnesio y el potasio no pueden faltar en tu plato. Ayudan a reforzar el rendimiento físico y a recuperar el tono muscular, restauran los minerales perdidos y ayudan a calmar los calambres. La sudoración excesiva, la actividad física, y la pérdida de líquidos pueden causar la falta de potasio y magnesio en nuestro organismo.

Para cubrir tus necesidades de estos minerales, te recomendamos estos alimentos:

El magnesio se encuentra de forma natural en frutos secos como el girasol, sésamo, almendras, pistachos, avellanas y nueces. También en los cereales como el germen de trigo, la levadura, el mijo, el arroz y el trigo. También son una fuente rica en magnesio las legumbres como las lentejas, los garbanzos, las alubias y la soja.

En cuanto al potasio, se encuentra presente en los granos, carnes, vegetales, legumbres y frutas, especialmente el plátano.

Te contamos una receta de un zumo que constituye una deliciosa fuente de estos dos minerales. Este zumo es especialmente eficaz para reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares debido a la combinación de potasio y magnesio. Tomado a diario, le permitirá prevenir eficazmente el riesgo de sufrirlo.

Zumo de piña verde

* 1 aguacate,

* ¼ de piña,

* 1 puñado de espinacas

Lavar y escurrir bien las espinacas de origen ecológico. Pelar el aguacate y la piña, desechando el hueso del aguacate y el corazón de la piña. Cortarlos en trozos.

Batir y mezclar bien con 20 cl de agua mineral.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0
COMPARTIR