Obesógenos. Disruptores Endocrinos que nos hacen engordar.

En el artículo anterior, ya hemos hablado de los disruptores endocrinos. En éste, nos vamos a centrar exclusivamente en los obesógenos, dado que puede que sean una de las causas más comunes de la actual obesidad, y no únicamente las calorías que consumimos, cómo y cuándo las consumimos, o una vida sedentaria, tal como nos hacen creer algunos  medios oficiales, médicos y nutricionistas.

¿Qué son los obesógenos?

obesogenos

Hay una serie de elementos químicos que se utilizan en envases alimentarios que favorecen la producción de adipocitos, los obesógenos. ¿Cuántos productos compras, que se encuentran envasados? La exposición, tanto de humanos como de animales domésticos, a estos compuestos es alarmantemente elevada.

Los obesógenos son prinpalmente xenobióticos: su estructura química es inexistente o poco frecuente en la naturaleza. Han sido sintetizados por el hombre en el laboratorio. La mayoría han aparecido en el medio ambiente durante los últimos 100 años, por lo que su influencia sobre este está aún lejos de conocerse por completo.

Los obesógenos, como todos los disruptores endocrinos, alteran el sistema hormonal. Entre otros, alteran los sensores metabólicos, pudiendo incrementar las ganas de comer. También pueden producir un desequilibrio de los lípidos en el organismo.

Existen evidencias que confirman que estas sustancias provocan obesidad en animales, evidencias obtenidas por estudios de experimentación, si bien existen pocas pruebas realizadas en humanos. Ni los cambios en la dieta, ni el sedentarismo, son suficientes para explicar por qué ha crecido la obesidad de forma alarmante, en todas las poblaciones en todo el mundo.

En 2002 ya que se constató que existe una relación directa entre el aumento de los tóxicos ambientales y el aumento de la obesidad en la población. (investigación de la científica Paula Baille-Hamilton, especialista en toxicología y metabolismo humano).

Según el Dr. García-Mayor existen evidencias suficientes en animales para afirmar que los tóxicos ambientales pueden ser la causa del incremento de su obesidad, no habiéndose demostrado hasta la fecha lo mismo en humanos. Pero, aún siendo el  metabolismo de los animales diferente al humano, es difícil creer que, entre todos los posibles obesógenos catalogados, ninguno vaya a afectar al ser humano de una forma u otra.

Según explicó el Dr. García-Mayor “los químicos a los que estamos expuestos están envenenando nuestros sistemas de control de peso, lo que daña nuestra habilidad para perderlo”. Una situación que, asegura, se está agravando debido a que nuestra comida tiene cada vez menos vitaminas y minerales (debido a la pérdida de nutrientes del suelo, por el abuso en su explotación y la utilización de nitritos en lugar de estiércol).

Evidenciar esta realidad, va directamente en contra de los intereses de la industria química, la industria agroalimentaria, así como las convenciones de los nutricionistas oficiales. Por ello, las investigaciones en este campo, avanzan muy lentamente, por falta de financiación. Aún así, cada vez son más las evidencias contra estas sustancias.

Como disruptores encodrinos obesógenos, podemos encontrar principalmente los siguientes:

  • Bisfenol A: Se utiliza en todo tipo de productos industriales y de consumo. El Bisfenol A inhibe la liberación de la adiponectina (protector del organismo del el síndrome metabólico)
  • Ftalatos: derivados del ácido tálico forman parte de los plásticos, productos de cosmética, juguetes, lubricantes, etc.
  • Genisteína: isoflavona antioxidante, se encuentra en la soja.
  • Compuestos órgano-estáñicos y organotinas:: El tributil-estaño (TBT), monobutil-estaño (MBT) y tifenilestaño (TPT) son agentes orgánicos que de forma continua polucionan el medio ambiente. Se utilizan en el revestimiento de embarcaciones, en la industria de la madera, en sistemas conductores de agua, y como fungicida en alimentos.
  • Ácido perfluorooctanoico (PFOA): se encuentra en utensilios de cocina (teflón: en sartenes antiadherentes, ropas impermeables, palomitas de microondas, cajas para pizza y envases de comida preparada).

Recomendaciones para evitar los obesógenos:

Es cada día más importante, consumir ecológico, a ser posible, certificado. Garantiza que tus frutas y verduras se hayan cultivado sin pesticidas ni químicos, y que los animales, cuya carne consumes, hayan comido también pasto natural, puesto que el ganado destinado habitualmente al consumo humano, es alimentado con piensos contaminados también con obesógenos.

Evita botellas de plástico, ya sean de bebidas refrescantes (que deberías evitar por otros motivos) como de zumos o agua mineral, puesto que las botellas de plástico suelen tener un alto contenido en bisfenol. Elige siempre envases de cristal.

En tu cocina, elige un método y utensilio de cocción más adecuado para mantener los nutrientes, como cocina al vapor. Y desde luego, sartenes sin teflón, lo mejor, sartenes de titanio.

Nuestro último consejo, utiliza Cosmética Natural, libre de ftalatos, parabenes, tóxicos y demás químicos tóxicos, que además de producir obesidad, enfermedades terribles como la SQM (Sensibilidad Química Múltiple), pueden ser incluso cancerígenos.

Herbolario online ElDruida pone a tu disposición una amplia variedad de productos de Cosmética Natural, entre ellos, marcas 100% naturales, con los que cuidar tu salud y la de los tuyos.

También, productos naturales, para ayudarte a adelgazar, que unido a los consejos anteriores, seguro que dará un resultado positivo.

Fuentes:
Revista Proceedings of The Royal Society (2010). Estudio “Evolución de ciertas poblaciones de animales bajo la influencia de los humanos”
Revista Journal of Alternative and Complementary Medicine, cient. Paula Baille-Hamilton, Stirling University: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12006126
Revista Endocrionología y nutrición, Dr. Ricardo García-Mayor, especialista en endocrinología y nutrición e investigador de la Universidad de Vigo, (2011), http://www.elsevier.es/es-revista-endocrinologia-nutricion-12-articulo-disruptores-endocrinos-obesidad-obesogenos-S1575092212000022?redirectNew=true
http://rspb.royalsocietypublishing.org/content/early/2010/11/19/rspb.2010.1890.abstract
http://www.theecologist.org/News/news_analysis/1191047/the_mother_who_exposed_the_links_between_obesity_and_common_chemicals.html
http://imeoobesidad.com/blog/obesogenos-productos-quimicos-que-nos-hacen-engordar/
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0
COMPARTIR